El Dominio

Tutorial El dominio ¿para qué sirve un dominio?

Cuando eliges el nombre de tu vástago, te tomas tu tiempo. Porque lo llevará toda la vida (al menos, si no se lo cambia. Y, en ese caso, debería esperar a los 18, así que…).

Cuando pretendes lanzar tu web al mundo, quieres que tenga un buen nombre.

Un nombre atemporal.

 

Si has entrado aquí…

Es porque no tienes claro el nombre de dominio que necesita tu web.

Y esa preocupación, denota que hay ilusión y ganas de trabajar (para hacer de una idea un proyecto, y del proyecto una web).

la web que quieres crear es un proyecto que necesita un buen nombre

Elegir un buen dominio desde el principio

 

Es algo fundamental, aunque improbable, también te lo digo.

La gran mayoría de webs han pasado por lo que yo llamo “el tormento migratorio” con menor o mayor acierto en las redirecciones.

Sí, yo soy una de ellas.

Así que si estás pensando en crear una nueva web, deberías prestar atención al “nombre” que tendrá. Porque, cuando despegue…

Necesitarás conocimientos técnicos para migrar todo a una nueva URL. Y con todo, me refiero a lo intangible (no a tus entradas, imágenes…). Hablo de autoridad en buscadores, de acciones sociales, incluso los comentarios se pueden corromper en el proceso. 

Porque:

  1. Todos los comentarios y acciones sociales llevan un identificador (por usuario, IP y dominio).
  2. Pero cuando juntas dos dominios…

Tienes que prestar atención a:

  1. Que el identificador corresponda al post (la entrada, página, producto… En cuestión).
  2. Que estén bien asignado al campo meta de cada usuario (que visitó, comentó, compartió…) tu URL.
  3. Que durante la migración, siga todo esa correlación.
  4. Que redirecciones (301, la definitiva) todo el contenido migrado.
  5. Para dejar claro a Google, que eres tú, son tus URLs (de entradas, páginas, productos…).
  6. Pero han cambiado de dirección.

Y así con cada dato.

De lo contrario, tendrás tu web “tal cual”, con otra dirección.

Pero toda tu autoridad (orgánica y social) se pondrá a cero.

 

¿Qué nombre debería tener mi proyecto?

 

Pues he dejado de hablar de dominio, por un ratito. Para hablarte de tu proyecto.

Porque en realidad, no es sólo una página web, eso lo tiene cualquiera.

Tú lo que tienes entre manos es una idea. UN PROYECTO.

Y quiero ayudarte a tomar la mejor decisión, dependiendo de cada caso.

 

Pues bien, tu proyecto necesitará un nombre y ese nombre será el dominio.

  • Ten en cuenta que no sólo será el texto que aparezca en la barra de búsqueda y en cada URL.
  • También será el que uses para tus cuentas de correo electrónico (asociadas a esa web).

Por ejemplo:

Hola@tudominio.com

Info@tudominio.com

Nombredeautor@tudominio.com

Si te fijas, tú eliges el nombre del destinatario (puedes crear varios para diferentes roles, autores, administrador, información…).

 

Y su estructura sería:

Destinatario.

Seguido de la arroba (@).

El nombre que hayas elegido para tu dominio.

Y la extensión (utilizo .com para el ejemplo, por ser la más conocida)

 

¿Qué es un dominio?

 

Un dominio es un nombre propio, formado por una palabra (o conjunto de palabras unidas, sin espacios) seguida de una extensión.

 

A grandes rasgos, este es el mecanismo:

 

  1. Tu web está alojada en un hosting.
  2. Que, a su vez está en un servidor.
  3. La dirección para acceder a ese hosting (dentro de un gran servidor). Sería, por ejemplo: “ns123.server.com”.
  4. Es feo de narices, impersonal y complicado de recordar. Ahí entra en juego el dominio.
  5. El dominio se encarga renombrar esa dirección, por ejemplo: “virginiasilence.com”. Quedando más cuqui (y práctico, dónde va a parar).
  6. Los DNS de tu proveedor de dominio, los debes apuntar a un hosting.
  7. Una vez configurado el servidor de nombres de dominio, y apuntado tu dominio al hosting que has contratado.
  8. Ya tiene tu dominio una dirección física, dentro de un servidor.
  9. Que, a su vez, contiene los archivos, que convierten a tu dominio en una web (por ejemplo: “WordPress”), para que tu sitio esté online.

El proveedor de nombres de dominio:

Es el encargado de redirigir al usuario que escriba el nombre de tu sitio en un buscador, al lugar físico que contiene tus archivos.

Y por consiguiente… A tu página web.

Cuando compras (o mejor dicho, alquilas por un tiempo) un dominio, lo que estás haciendo es registrar esa dirección como tuya.

 

Resumiendo: Cuando registras tu dominio (por el tiempo que te parezca oportuno). Con las extensiones que te parezca, faltaría más. No voy a ser yo la que te impida blindar a cal y canto tu marca.

Pero vamos, es algo que yo dejaría para más adelante. Más que nada, porque te va a suponer un gasto extra registrar tu dominio con más de una extensión, si no te conoce ni el tato.

 

Así que, como iba diciendo, al registrar tu dominio, deberás elegir entre las diferentes extensiones (o entes TLDs) que te ofrece.

 

Éstas pueden ser: .com, .es, .net, .club, .info, .org, .shop… Etc.

 

 

Aquí, la lógica impera:

 

Si quieres enfocar tu página web a un público nacional (por ejemplo, España). Porque tratas temas de actualidad nacional, ofreces servicios o vendes a nivel regional.

Deberías contratar una extensión .es.

 

Si quieres dirigirte a toda la comunidad hispanohablante, por ejemplo. O directamente a todo el mundo…

Deberías optar por una extensión global como .com.

 

 

Como último dato a tener en cuenta:

 

No te apresures a comprar tu dominio, por miedo a que te lo quiten.

Si está disponible hoy (y o tienes libre en todas las extensiones) lo tendrás en un mes también. 

A ver, que si tienes la idea el siglo…

No te la dejes quitar, porque una Marisabionda con Internet (aquí, la menda) te dijo que no lo compraras.

Pero vamos, de no ser este tu caso. Espera a tener uno bueno, y cuando la idea vaya tomando forma…

 

Necesitarás contratar un hosting

 

Y ahí, oh, queridísimo lector, te lo regalan.

Porque la gran mayoría de servidores de hosting, incluyen un dominio en sus planes de contratación.

 

Ya tengo mi dominio registrado, qué contrariedad

 

Porque soy un poco cagaprisas (o porque ya lo tenía y…), total, que lo tienes.

 

Bueno pues aquí, si solo es el dominio (y no tienes nada más, sin una instalación de WordPress, por ejemplo, cuentas de correo asociadas…).

Deberás apuntarlo a un hosting. Es un trámite administrativo relativamente sencillo.

Entra en el panel de control (donde has registrado el dominio) accede a DNS (servidor de nombres de dominio) 

Y cambia los dos códigos (Authcode del dominio)

Los NS te los facilitará tu proovedor de hosting, y solo tendrás que sustituir los que tienes, por los que te facilite el hosting nuevo.

Es algo sencillo, a priori.

 

Pero, si además del dominio, quieres mover una web… Te puede suponer un quebradero de cabeza (si no tienes unos conocimientos básicos o dispones de un buen servicio técnico).

 

 

Eh, eh, eh. No corras tanto.

Íbamos por las extensiones.

 

¿Qué son las extensiones?

 

Ya te había hablado, por encima, de las extensiones. Pero voy a profundizar un poco.

 

¿Qué son y para qué sirven los diferentes TLDs?

Parto de la base de que ya tienes claro qué es un dominio, que va seguido de un punto y una extensión (entes TLDs).

 

Cada extensión corresponde a un dominio diferente

 

Por lo que virginiasilence.com y virginiasilence.es (de existir) serían dos dominios diferentes. Con dos páginas web independientes (o no, pueden compartir secciones). Y cuentas de correo independientes.

Si escribes a hola@virginiasilence.com me llegará el menaje.

Si escribes a hola@virginiasilence.es no le llegará a nadie.

 

Pero… ¿Y si coexistieran ambos dominios?

 

  1. Pues uno (virginiasilence.com) iría destinado a un público global (como hace ahora, por eso me llegan tantas visitas tanto rebote de EEUU).
  2. Y el otro (virginiasilence.es) iría destinado a un público español.

Esto es importante a la hora de posicionar un negocio, por ejemplo.

 

El dominio es necesario para poder tener una web, pero no es la web

 

Es sólo la dirección de tu web.

 

Para poder poner una página en La Red, tienes que contratar un hosting.

En él alojarás la instalación (WordPress, por ejemplo), tu dominio y tus cuentas de correo.

Vamos, la página web.

 

No me voy a extender mucho en el tema alojamiento, porque puedes echar un ojo a cómo elegir un buen hosting.

 

 

Muy bien, sabionda, estoy aprendido mogollón de tecnicismos, pero…

antes de elegir un nombre para tu dominio

 

¿Cómo elijo el nombre de mi dominio?

 

Pues para elegir un buen nombre hay unas recomendaciones básicas:

  1. Piensa una frase que represente tu idea o a ti.
  2. Sintetiza esa frase en una palabra, o varias unidas (sin espacios ni guiones).
  3. Concentra la idea al máximo. Te has entrenado para esto durante tus años Tuiteros, así que sintetiza aún más.
  4. Elimina las letras que se repitan (seguidas, se sobreentiende).
  5. Ahora, elimina los números, puntos y cualquier carácter específico de tu idioma (por ejemplo, en España: las tildes, la letra ñ, etc.).
  6. Pide a tus padres que lo pronuncien.
  7. Espera un día, y vuelve a pedir a tus padres que repitan el nombre.
  8. Si lo recuerdan (ambos). Has superado la prueba genética, toca pasar a la familia política.
  9. Pide a tus suegros que lo pronuncien, ahora que lo escriban.
  10. Si pueden hacerlo a la primera…
  11. Recurre a los amigos (mejor los incómodos, los que te dicen esas cosillas que los “majos” omitirían).
  12. Registra el dominio principal. Y, si eso, los dominios alternativos.
pero qué me estás contando?

 

Son consejos que están bien, pero… Muy genéricos, ¿no?

 

Además, para elegir un buen nombre de dominio, se deben tener en cuenta muchísimos factores, como el hecho de que esté disponible y favorezca al Seo.

Pero…

 

¿Puede sólo el nombre de dominio hacer que tu web posicione?

 

No. Evidentemente.

 

Para empezar, porque si fuera verdad…

  • Todas las webs de cada temática (nicho) se llamarían igual (sinónimos, nombres alternativos, distintas extensiones…).
  • Todas las webs de cada temática estaría apiñadas en el primer resultado orgánico (debajo de los anuncios de AdWords).
  • Que serían los pocos osados que usan un dominio original (y por eso tendrían que pagar para aparecer).

 

Y ahora en serio, el SEO no es una ciencia exacta.

No.

Para posicionar en los buscadores un dominio, necesita contenido que genere visitas.

virginiasilence.com es un dominio

 

Y para muestra, un botón:

 

Mi sitio ha ido, contra toda lógica, viento en popa a toda vela.

Pasándome las palabras claves por el arco del triunfo, publicando cuando tenía tiempo o ganas, y tratando temas de lo más dispar.

Lo que se conoce en el gremio como “Polinicho”.

He jugado, he experimentado… Y al final me quedo con este dominio.

www.virginiasilence.com

Que, aunque es largo de recordar, mezcla idiomas y no define de qué trata de el sitio…

 

Lo tengo, quiera o no, vinculado a mi marca personal.

 

Y por ahora…  Ésta ha sido la parte (más o menos) técnica, sobre qué es un dominio, cómo se estructura y para qué sirve.

 

Próximo capítulo: ¿Cómo elegir un buen nombre de dominio?

 

Pero antes, cuéntame, que sin tus comentarios esto no tendría sentido.

¿Te ha gustado?

¿Has aprendido algo?

O me he dejado, por explicar…

Pero, sobretodo…

¿Qué te ha parecido la imagen? Me la he currado, ¿eh?

Cómo crear tu primer post en WordPress
Redacción

¿Cómo hago mi primer Post?

Será tu presentación (la leerán cuatro gatos mal contados algún familiar y/o amigo). Cuida la redacción desde el principio, utiliza correctamente las titulaciones, atributos…

Seguir leyendo »
mitos y verdades sobre el link juice
Blogging

¿Qué es el Link Juice?

Hoy traigo en mi resumen: Lo que sé de enlaces lo aprendí de ti. Oda a Rubén Alonso. En él trataré temas tan apasionantes como qué son los enlaces y cómo puedo sacarles jugo.

Seguir leyendo »
Anterior

Analiza y controla el rendimiento de tus anuncios

Elegir nombre y extensión para tu dominio

Siguiente

Responder:

avatar
  Recibe avisos de respuesta a tu comentario  
Notificar sólo de...